Saltar al contenido
Portada » 5 remedios caseros para quitar el orzuelo en el ojo

5 remedios caseros para quitar el orzuelo en el ojo

  • por

Si estás buscando remedios caseros para quitar el orzuelo en el ojo, aquí te presentamos cinco opciones efectivas que puedes probar desde la comodidad de tu hogar. Estos remedios te ayudarán a tratar rápidamente el problema sin necesidad de acudir a un hospital o clínica. Mira el video

VER RECETAS

  1. Clavos de olor: Este es uno de los remedios más conocidos y ha sido utilizado durante generaciones. Se dice que los clavos de olor actúan como analgésicos, reduciendo la irritación en el área afectada. Además, tienen propiedades antibacterianas que ayudan a prevenir que el orzuelo empeore. Para utilizar este remedio, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 1 taza de agua.
  • 1 cucharada de clavos de olor.

Hierve el agua y agrega los clavos de olor, dejándolos reposar durante al menos 5 minutos. Luego, cuela la mezcla y sumerge un pañito limpio en el líquido resultante. Exprime el exceso de agua y coloca el pañito en el ojo afectado durante 5 a 10 minutos.

  1. Sábila (Aloe vera): Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, el gel de sábila es una excelente opción para reducir la inflamación causada por un orzuelo. Los ingredientes necesarios son:
  • Una hoja de sábila.

Abre la hoja de sábila y extrae el gel que se encuentra en su interior. Con cuidado, realiza pequeños masajes con el gel en el ojo afectado. Déjalo actuar durante aproximadamente 20 minutos y luego retíralo con agua tibia.

  1. Limpieza facial: Las infecciones suelen ser las responsables de los orzuelos, por lo que es importante mantener una buena higiene facial para prevenir su aparición. Se recomienda lavar el rostro de manera adecuada para evitar infecciones o inflamaciones en los ojos. Puedes utilizar champú para bebé sin fragancia, ya que no irrita la piel. Después del lavado, puedes aplicar compresas de agua tibia en el ojo afectado.
  2. Infusión de manzanilla y romero: Esta opción ayuda a reducir la inflamación y combatir la infección. Los ingredientes necesarios son:
  • 1 taza de agua.
  • 1 cucharada de manzanilla seca.
  • 1 cucharada de romero seco.

Coloca los ingredientes en el agua caliente y déjalos reposar durante 5 minutos. Luego, cuela la infusión y limpia el ojo afectado con una gasa estéril empapada en el líquido. Puedes repetir este procedimiento de 2 a 3 veces al día.

  1. Compresas de agua tibia: Este remedio es especialmente útil cuando el orzuelo es grande y contiene pus. Las compresas de agua tibia ayudan a aliviar el dolor, reducir la inflamación y facilitar el drenaje del pus. Simplemente sumerge una gasa estéril en agua tibia y aplícala sobre el ojo afectado durante unos minutos, varias veces al día.

[plegar]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *