Saltar al contenido
Portada » CHEESECAKE DE MARACUYÁ CASERO

CHEESECAKE DE MARACUYÁ CASERO

  • por

El cheesecake de maracuyá es una deliciosa variante del clásico postre que combina la cremosidad y dulzura del cheesecake con el sabor refrescante y ligeramente ácido del maracuyá. Esta receta suele incluir una base de galletas trituradas mezcladas con mantequilla, que proporciona una textura crujiente y un contraste perfecto con la suavidad del relleno de queso crema y maracuyá.

El relleno se prepara generalmente con queso crema, azúcar, pulpa de maracuyá y gelatina, que se mezclan hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. La tarta se refrigera durante unas horas, permitiendo que los sabores se mezclen y se solidifique la mezcla.

Antes de servir, se suele decorar con una cobertura de pulpa de maracuyá o salsa de frutas, lo que añade un toque fresco y colorido. Este postre es una opción popular para ocasiones especiales debido a su exquisito sabor y presentación llamativa.

Aquí tienes una receta básica para hacer un delicioso cheesecake de maracuyá:

Ingredientes:

Para la base:

  • 200g de galletas tipo digestive o galletas María
  • 100g de mantequilla derretida

Para el relleno:

  • 500g de queso crema
  • 200ml de crema para batir (nata para montar)
  • 150g de azúcar
  • 200ml de pulpa de maracuyá (aproximadamente 5 maracuyás)
  • 10g de gelatina sin sabor
  • 3 cucharadas de agua

Cobertura:

  • Pulpa de maracuyá para decorar (opcional)

Instrucciones:

Comienza preparando la base del cheesecake. Tritura las galletas en un procesador de alimentos o colócalas en una bolsa y aplástalas con un rodillo hasta obtener migas finas. Mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta que estén bien combinadas.

En un molde desmontable para tartas, cubre el fondo con la mezcla de galleta y presiona firmemente con la parte posterior de una cuchara para compactarla. Lleva el molde al refrigerador mientras preparas el relleno.

Para el relleno, comienza hidratando la gelatina en las 3 cucharadas de agua según las instrucciones del paquete.

En un tazón grande, bate el queso crema con el azúcar hasta que esté suave y cremoso. Agrega la pulpa de maracuyá y mezcla hasta que esté bien incorporada.

En otro tazón, bate la crema para batir (nata para montar) hasta obtener picos suaves. Incorpora la crema batida a la mezcla de queso crema y maracuyá con movimientos envolventes, cuidando de no perder el volumen.

Calienta la gelatina hidratada en el microondas o en un cazo hasta que esté completamente disuelta. Añade la gelatina disuelta a la mezcla de queso crema y mezcla bien.

Vierte la mezcla de queso crema sobre la base de galleta en el molde y extiéndela de manera uniforme con una espátula. Cubre el molde con papel film y refrigera durante al menos 4 horas o hasta que esté firme.

Una vez que el cheesecake esté completamente refrigerado y firme, decora la parte superior con pulpa de maracuyá o cualquier otra decoración de tu elección.

Desmolda con cuidado el cheesecake y sírvelo frío. ¡Disfruta de este delicioso postre tropical!

¡Espero que disfrutes haciendo y saboreando este exquisito cheesecake de maracuyá!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *