Saltar al contenido
Portada » Cómo cultivar ajos en agua para tener un suministro inagotable

Cómo cultivar ajos en agua para tener un suministro inagotable

El cultivo de ajos en agua es una forma fácil y efectiva de disfrutar de un suministro constante de esta deliciosa y aromática planta. Además, es una manera divertida de experimentar con la jardinería en interiores. A continuación, te mostraremos un método paso a paso para cultivar ajos en agua y obtener brotes frescos que podrás utilizar en tus platos favoritos.

  1. Selección de los dientes de ajo: Comienza eligiendo dientes de ajo que ya hayan comenzado a brotar. Busca aquellos que tengan brotes verdes o blancos emergiendo de la base. Es importante seleccionar los dientes más sanos y descartar aquellos que estén podridos o tengan cualquier otro defecto.
  2. Preparación del recipiente: Busca un frasco o tarro de conservas lo suficientemente grande como para contener los dientes de ajo. Asegúrate de que el recipiente sea transparente para permitir que la luz alcance los brotes. Lava bien el frasco antes de utilizarlo para asegurar condiciones higiénicas óptimas.
  3. Colocación de los dientes de ajo: Coloca los dientes de ajo en el frasco con el extremo del brote apuntando hacia arriba. Puedes colocar varios dientes en el mismo frasco, dejando un poco de espacio entre ellos para un crecimiento adecuado. Asegúrate de que los brotes estén completamente expuestos y no sumerjas toda la cabeza de ajo en el agua.
  4. Añadir agua y ubicación: Vierte agua templada en el frasco hasta cubrir los dientes de ajo hasta la mitad. Evita sumergir completamente los brotes, ya que esto puede provocar pudrición. Coloca el frasco en un alféizar soleado de una ventana para asegurar que reciba la luz solar directa. La luz es fundamental para el crecimiento saludable de los brotes.
  5. Cuidado y mantenimiento: Durante los próximos 4-7 días, observa el crecimiento de los brotes. Asegúrate de mantener el nivel del agua constante, agregando más agua si es necesario. Si el agua se vuelve turbia o cambia de color, retira los dientes de ajo, enjuágalos suavemente y reemplaza el agua para evitar la acumulación de bacterias.
  6. Cultivo y cosecha de los brotes: A medida que pasen los días, notarás cómo los brotes de ajo crecen rápidamente. Permite que alcancen una altura de aproximadamente 7 cm o más antes de utilizarlos. Puedes cosechar los brotes recortándolos cuidadosamente justo por encima de la base del ajo. Estos brotes tiernos y sabrosos se pueden usar para dar sabor a tus platos o agregarlos como ingredientes en ensaladas y guisos.

Recuerda que el cultivo de ajos en agua es un proceso continuo. Puedes repetir estos pasos cada vez que necesites nuevos brotes frescos. Este método te brinda un suministro inagotable de ajos para disfrutar en tu cocina sin necesidad de un jardín exterior. ¡Diviértete y disfruta del proceso de cultivar tus ajos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *