Saltar al contenido
Portada » Cómo Cultivar Fresas en Tubos: Una Técnica Sencilla y Divertida

Cómo Cultivar Fresas en Tubos: Una Técnica Sencilla y Divertida

  • por

¿Alguna vez te has preguntado si es posible cultivar fresas en tubos? Esta técnica de cultivo, conocida como “cultivo vertical”, está ganando popularidad entre los amantes de la jardinería y la agricultura urbana. En este artículo, te guiaremos a través de los pasos para cultivar deliciosas fresas de manera sencilla y completamente orgánica en tubos de PVC reciclado o especiales, siguiendo los consejos de viveristas expertos.

La Técnica del Cultivo Vertical

El cultivo vertical de fresas es una excelente opción para aquellos con jardines pequeños o espacios limitados, como balcones. Las fresas son ideales para este tipo de cultivo debido a su tamaño compacto y su sistema radicular profundo. Aquí te mostramos cómo hacerlo:

1. Preparación de los Tubos

Para comenzar, necesitarás tubos de PVC reciclado o tubos especiales que puedas adquirir en viveros. Asegúrate de que tengan el diámetro adecuado para acomodar las fresas y permitir su crecimiento vertical. No necesitarás un soporte adicional; simplemente coloca un platillo en la parte inferior para drenar el exceso de agua.

2. Preparación de los Tubos

Una vez que tengas tus tubos listos, realiza cortes en la parte superior con una distancia de aproximadamente 10 cm entre cada corte. Luego, calienta el tubo y crea pequeños “balcones” con trozos de madera para que las fresas tengan espacio para crecer. Asegúrate de que los cortes estén suaves usando papel de lija.

3. Elección de las Fresas

Puedes comprar las plantas de fresas en un vivero o cultivarlas desde cero en casa. Asegúrate de proporcionarles suficiente agua, ya que las fresas requieren un riego constante. Aunque prefieren la luz indirecta, ocasionalmente necesitarán la luz directa del sol para un crecimiento óptimo.

4. Cuidado y Mantenimiento

Coloca los tubos de fresa en una ubicación intermedia para evitar la exposición excesiva al sol. Cubre la tierra con mantillo para mantenerla húmeda y proteger los frutos de la humedad. Algunos suelos especiales también incluyen una capa adicional de paja.

No te olvides de añadir fertilizante de vez en cuando y estar atento al posible estancamiento de agua con el tiempo. Observa cómo las fresas suben lentamente por el tubo, creciendo verticalmente, y disfrutan de un entorno protegido y constantemente nutrido.

Cultivar fresas en tubos es una forma creativa y efectiva de disfrutar de fresas frescas y orgánicas, incluso en espacios reducidos. ¡Anímate a probar esta emocionante técnica de cultivo y cosecha tus propias fresas deliciosas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *