Saltar al contenido
Portada » COMO HACER AJO EN POLVO Y CEBOLLA EN POLVO EN TU CASA PARA QUE NO GASTES MÁS

COMO HACER AJO EN POLVO Y CEBOLLA EN POLVO EN TU CASA PARA QUE NO GASTES MÁS

  • por

¿Estás buscando una forma de añadir un toque único de sabor a tus platos con ajo o cebolla? En lugar de recurrir a los productos comerciales cargados de químicos, puedes aprender a crear tu propio ajo en polvo y cebolla en polvo en casa. Estos condimentos caseros no solo realzarán el sabor de tus recetas, sino que también te brindarán beneficios naturales. Aquí te presentamos un sencillo método para hacer ajo y cebolla en polvo de manera nutritiva y deliciosa.

Pasos para crear tu propio Ajo en Polvo:

  1. Selección de Ajos: Elige cabezas de ajo fresco y de alta calidad. Las cabezas deben sentirse firmes y no mostrar signos de deterioro.
  2. Pelado y Limpieza: Separa los dientes de ajo de la cabeza y retira la piel. Lava los dientes de ajo para eliminar cualquier suciedad.
  3. Secado: Coloca los dientes de ajo pelados en una rejilla de secado o sobre una superficie limpia y seca. Permite que se sequen al aire durante varios días hasta que estén completamente deshidratados.
  4. Molido: Una vez que los dientes de ajo estén secos, tritúralos en un molinillo de especias o procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Puedes tamizar el polvo para obtener una textura aún más uniforme.
  5. Almacenamiento: Transfiere el ajo en polvo a frascos herméticos y almacénalos en un lugar fresco y oscuro. ¡Listo para dar sabor a tus platos favoritos!

Instrucciones para hacer Cebolla en Polvo:

  1. Elección de Cebollas: Opta por cebollas frescas y de buen aspecto. Puedes elegir cebollas blancas, amarillas o rojas según tus preferencias.
  2. Pelado y Corte: Pela las cebollas y córtalas en trozos pequeños y uniformes.
  3. Secado: Extiende los trozos de cebolla en una bandeja y deja que se sequen al aire durante varios días hasta que estén completamente deshidratados y crujientes.
  4. Molido: Tritura las cebollas deshidratadas en un molinillo o procesador de alimentos hasta obtener un polvo fino. Al igual que con el ajo en polvo, tamizar es opcional pero puede ayudar a lograr una textura más suave.
  5. Almacenamiento: Guarda el cebolla en polvo en recipientes herméticos en un lugar fresco y oscuro.

Beneficios de hacer tu propio Ajo y Cebolla en Polvo:

  • Libre de químicos: Evita los aditivos y conservantes presentes en los productos comerciales, y disfruta de un condimento natural y puro.
  • Mayor frescura: Al crear tus propias versiones, puedes estar seguro de la calidad y frescura de los ingredientes utilizados.
  • Personalización: Ajusta la intensidad del sabor según tus preferencias personales.
  • Ahorro económico: Fabricar ajo y cebolla en polvo en casa suele ser más económico a largo plazo que comprarlos en la tienda.

Agrega un toque casero y lleno de sabor a tus platos favoritos con estos simples condimentos en polvo. Experimenta y juega con las cantidades para lograr la combinación perfecta que realce el sabor de tus creaciones culinarias. ¡Tu paladar te lo agradecerá!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *