Saltar al contenido
Portada » Como preparar alfajores de maicena

Como preparar alfajores de maicena

  • por

Deliciosos y tiernos, los alfajores de maicena son un clásico de la repostería que nunca pasa de moda. Estas pequeñas galletitas rellenas de dulce de leche son perfectas para disfrutar en cualquier momento del día. Con una textura suave y un sabor dulce irresistible, se convertirán en tus favoritos en un abrir y cerrar de ojos. ¡Prepárate para deleitar a tus seres queridos con esta deliciosa receta!

Para hacer estos exquisitos alfajores de maicena, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 300g de dulce de leche repostero
  • 150g de maicena (fécula de maíz)
  • 70g de manteca
  • 3 yemas de huevo
  • 50g de azúcar impalpable
  • 1 cdta. de ralladura de cáscara de limón
  • 1 cda. de esencia de vainilla
  • 1 cdta. de polvo para hornear
  • Coco rallado (cantidad necesaria)

Ahora, sigue estos pasos sencillos para preparar tus alfajores de maicena:

  1. Comienza colocando la manteca en un bol a temperatura ambiente hasta que esté pomada, es decir, suave y fácil de manejar.
  2. Agrega el azúcar impalpable a la manteca y bate vigorosamente hasta obtener una preparación cremosa y homogénea.
  3. Añade la esencia de vainilla y la ralladura de limón para darle un toque aromático irresistible a tus alfajores. Mezcla bien todos los ingredientes.
  4. Incorpora las yemas de huevo una por una, batiendo bien después de cada adición. Esto asegurará que los ingredientes se integren correctamente.
  5. Tamiza la maicena junto con el polvo para hornear y agrégala a la mezcla anterior. Si no tienes un tamizador, puedes utilizar un colador fino para asegurarte de que no haya grumos. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa suave y manejable.
  6. Forma un bollo con la masa, pero trata de manipularla lo menos posible. El calor de las manos puede afectar la textura final de los alfajores.
  7. Envuelve el bollo de masa en papel film y llévalo a la nevera durante aproximadamente 30 minutos. Esto ayudará a que la masa se endurezca un poco y sea más fácil de manejar al estirarla.
  8. Pasado el tiempo de refrigeración, precalienta el horno a 200ºC.
  9. Espolvorea un poco de harina en la superficie de trabajo y estira la masa con un palo de amasar hasta que tenga un espesor de aproximadamente 1/2 cm. Si la masa se adhiere al palo de amasar, espolvorea un poco más de harina.
  10. Corta discos del tamaño deseado, generalmente de 4 o 5 cm de diámetro, utilizando un molde de cortar galletas o simplemente con la boca de un vaso. Recuerda dejar suficiente espacio entre cada disco en la bandeja de hornear para evitar que se peguen mientras se cocinan.
  11. Coloca los discos en una placa previamente enmantecada y hornea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *