Saltar al contenido
Portada » El truco   para cultivar aguacate en casa y no tener que comprarlo más

El truco   para cultivar aguacate en casa y no tener que comprarlo más

  • por

El aguacate, con sus numerosas propiedades y valiosos nutrientes, se ha convertido en un pilar esencial en nuestras comidas diarias. Sin mencionar sus beneficios para la piel y el cabello, esta versátil fruta alberga múltiples virtudes que merece la pena tener siempre a mano en casa. Sorprendentemente, cultivar tus propios aguacates es una tarea accesible. Descubre estos ingeniosos consejos para cultivar tu propia planta y deleitarte con el fruto de tus esfuerzos en la comodidad de tu hogar. En esta guía, te enseñaremos cómo germinar tu propio aguacate en unos sencillos pasos.

Materiales requeridos:

  1. Hueso de aguacate.
  2. Toalla de cocina humedecida.
  3. Bolsa de plástico con cierre hermético.
  4. Contenedor de vidrio.
  5. Poliestireno expandido reciclado.
  6. Agua.

Pasos a seguir:

  1. Toma el hueso de aguacate y asegúrate de eliminar cualquier residuo de pulpa para prevenir la descomposición en contacto con la humedad.
  2. Envuelve el núcleo con la toalla húmeda, asegurándote de que esté completamente cubierto. La humedad es esencial para que los brotes germinen, y un ambiente cálido y húmedo es óptimo para este proceso.
  3. Coloca el núcleo envuelto en la toalla dentro de la bolsa de plástico y séllela herméticamente.
  4. Sitúa la bolsa con las semillas en un lugar cálido y oscuro, como debajo de una estufa, para fomentar la germinación.
  5. Deja reposar durante 2-3 semanas, asegurándote de mantener la toalla húmeda al rociar agua cuando se seque.
  6. Una vez que observes que el hueso ha brotado y las raíces son visibles, es momento de retirarlo de la bolsa.
  7. Corta un círculo de poliestireno del diámetro del vaso de vidrio seleccionado y otro círculo más pequeño en el centro para sostener el núcleo y evitar que se hunda en el agua.
  8. Llena el vaso con agua.
  9. Coloca el poliestireno con el núcleo y sus raíces en el agua y sitúa el conjunto en un lugar luminoso, como cerca de una ventana.
  10. Cambia el agua semanalmente para mantener el entorno fresco y propicio para el crecimiento.
  11. Transfiere la planta a una maceta con tierra (o al jardín) en primavera.
  12. Ahora, solo queda esperar pacientemente hasta que puedas disfrutar de las deliciosas frutas que cosecharás.

Consejos adicionales para el cultivo en macetas:

  • Escoge el tamaño adecuado de la maceta. Inicia con una de 5 litros y aumenta gradualmente hasta 30 litros, lo cual fortalecerá la planta y permitirá un crecimiento saludable de las raíces.
  • Opta por un sustrato ácido, con un pH entre 5 y 7. Una mezcla de turba, lombrices y fibra de coco, con un toque de perlita para asegurar un buen drenaje, será beneficiosa.
  • Mantén la tierra húmeda, prestando especial atención en verano cuando se requiere más riego. Asegúrate de que el exceso de agua pueda drenar correctamente.
  • Realiza una poda de formación cuando la planta cumpla su primer año, cortando para estimular el crecimiento horizontal cuando alcance unos 60 cm de altura.

¡Siguiendo estos consejos, te convertirás en un maestro del cultivo de aguacates en casa y nunca más tendrás que comprarlos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *