Saltar al contenido
Portada » Los trucos más eficaces para conseguir que el cactus de Navidad florezca todo el año

Los trucos más eficaces para conseguir que el cactus de Navidad florezca todo el año

  • por

El cactus de Navidad, también conocido como cactus de Pascua (Schlumbergera bridgessii), es una planta de interior que florece en invierno y agrega un toque de color a cualquier espacio.

Además de ser fácil de cuidar, este cactus puede florecer continuamente siguiendo algunos trucos sencillos:

  1. Propagación: Puedes reproducir el cactus cortando un pequeño segmento en forma de “Y” de las puntas del tallo. Asegúrate de seleccionar una parte sana de la planta. Luego, coloca el segmento en una maceta con tierra arenosa ligera, enterrándolo aproximadamente una cuarta parte de su longitud. Humedece uniformemente la tierra y coloca la maceta en un lugar luminoso, pero alejado de la luz solar directa.
  2. Estimulación de raíces: Para promover el crecimiento de nuevas plantas, corta los brotes de las puntas en la segunda articulación de cada planta. Después de unas semanas, deberías notar signos de crecimiento. Luego, transplanta el brote a otra maceta con una mezcla de tierra, compost y arena.
  3. Iluminación adecuada: El cactus de Navidad se adapta a condiciones de poca luz, pero producirá más flores si lo colocas en un ambiente luminoso. Sin embargo, evita la luz solar directa, ya que puede quemar las hojas. Coloca la planta en un rincón bien iluminado pero protegido.
  4. Riego adecuado: El riego es crucial para el cactus de Navidad. Durante la primavera y el verano, asegúrate de regar frecuentemente y mantener la tierra húmeda, evitando el estancamiento del agua. Permite que la tierra se seque ligeramente entre riegos, pero nunca la dejes completamente seca, ya que el exceso de agua puede pudrir las raíces.
  5. Temperatura y humedad: El cactus de Navidad prefiere temperaturas entre 15°C y 21°C, junto con una humedad media. Puedes aumentar la humedad colocando una bandeja con agua y guijarros debajo de la maceta.
  6. Período de reposo: Después de la floración (generalmente en otoño), permite que la planta entre en su ciclo de reposo. Reduce la frecuencia de riego y la exposición a la luz. Asegúrate de proporcionarle al menos 12-14 horas de oscuridad diaria y una temperatura entre 10°C y 12°C. Mantén la planta alejada de fuentes de calor y corrientes de aire frío.

Con estos cuidados adecuados, podrás disfrutar de ciclos de floración frecuentes e inesperados en tu cactus de Navidad. ¡Sorprende a todos con su belleza durante todo el año!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *