Saltar al contenido
Portada » QUESO CASERO CON 1 LITRO DE LECHE, MEDIO LIMÓN Y 1 YOGUR

QUESO CASERO CON 1 LITRO DE LECHE, MEDIO LIMÓN Y 1 YOGUR

  • por

El queso casero es una delicia culinaria que puedes crear en la comodidad de tu hogar con solo tres ingredientes: 1 litro de leche, medio limón y 1 yogur natural. Esta receta simple te llevará a través de los pasos para hacer un queso fresco y cremoso que será la estrella de tus platos. Sigue estos pasos y prepárate para disfrutar de tu propio queso casero.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche fresca
  • Medio limón
  • 1 yogur natural sin azúcar

Pasos para Hacer Queso Casero:

  1. Calentar la Leche:
  • Vierte el litro de leche en una cacerola y caliéntala a fuego lento, asegurándote de no dejarla hervir. Utiliza un termómetro de cocina para mantener la temperatura alrededor de 85°C.
  1. Agregar el Zumo de Limón:
  • Exprime el jugo de medio limón y, cuando la leche alcance la temperatura adecuada, retírala del fuego y añade el zumo de limón. Revuelve suavemente para asegurar una mezcla uniforme.
  1. Deja que Cuaje:
  • Deja reposar la leche durante 10 a 15 minutos. Durante este tiempo, la leche se convertirá en una mezcla cuajada, formando grumos sólidos.
  1. Incorporar el Yogur:
  • Una vez que la mezcla haya cuajado, agrega el yogur natural a la cacerola. Mezcla bien para que el yogur se integre con la cuajada de leche.
  1. Escurrir el Líquido:
  • Coloca un colador o un tamiz fino sobre un recipiente grande y cúbrelo con varias capas de gasa o un paño limpio. Vierte la mezcla de cuajada y yogur en el tamiz para drenar el suero. Deja que el queso repose en el tamiz durante 1 a 2 horas o hasta que alcance la consistencia deseada. Si prefieres una textura más firme, puedes dejarlo más tiempo.
  1. Opcional: Sazonar
  • Si lo deseas, agrega una pizca de sal al queso para darle un toque de sabor. Mezcla bien para distribuir la sal uniformemente.
  1. Transfiere el Queso:
  • Una vez que el queso haya alcanzado la consistencia deseada, transfiérelo a un recipiente limpio y hermético. Guárdalo en el refrigerador.

Disfruta tu Queso Casero:

Tu queso casero está listo para ser disfrutado. Puedes utilizarlo como si fuera requesón o queso fresco en una variedad de recetas. Prueba acompañarlo con pan, ensaladas o fruta para una experiencia culinaria única. ¡El queso casero hecho en casa es un verdadero placer para el paladar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *