Saltar al contenido
Portada » Tenosinovitis: Una posible causa del dolor en manos y pies y cómo tratarla

Tenosinovitis: Una posible causa del dolor en manos y pies y cómo tratarla

  • por

Si experimentas dolor en las manos y los pies, es posible que no se deba a la artritis, sino a una condición conocida como tenosinovitis. En este artículo, exploraremos los síntomas, las causas y las opciones de tratamiento para la tenosinovitis. Aunque las sensaciones extrañas, como el hormigueo y el entumecimiento, pueden atribuirse a varios factores, es importante considerar esta condición como una posible causa y tomar medidas adecuadas para abordarla.

¿Qué es la tenosinovitis?
La tenosinovitis es una inflamación de los tendones y las vainas sinoviales que los rodean. Estas vainas sinoviales son estructuras que contienen líquido sinovial, el cual lubrica y facilita el movimiento suave de los tendones. Cuando estas vainas se inflaman, los tendones pueden rozar contra ellas, causando dolor y molestias en las manos y los pies.

Síntomas y causas:
Los síntomas de la tenosinovitis pueden variar, pero comúnmente incluyen dolor, sensibilidad, hinchazón y dificultad para mover las articulaciones afectadas. Estos síntomas pueden aparecer de forma gradual o repentina, y pueden empeorar con la actividad física o el movimiento repetitivo.

Las causas de la tenosinovitis pueden estar relacionadas con lesiones traumáticas, como torceduras o fracturas, así como con movimientos repetitivos o tensiones prolongadas en los tendones. Actividades como escribir en el teclado, utilizar herramientas manuales o participar en deportes que involucran movimientos repetitivos pueden aumentar el riesgo de desarrollar tenosinovitis.

Tratamiento y prevención:
El tratamiento de la tenosinovitis se enfoca en reducir la inflamación y aliviar el dolor. A continuación, se presentan algunas opciones comunes de tratamiento:

  1. Descanso y protección: Es importante permitir que las articulaciones afectadas descansen y evadir actividades que puedan agravar los síntomas. El uso de férulas o aparatos ortopédicos puede ayudar a inmovilizar el área afectada y facilitar su recuperación.
  2. Medicamentos: Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, pueden reducir la inflamación y aliviar el dolor. Es importante seguir las indicaciones y pautas médicas al tomar estos medicamentos.
  3. Terapia física y rehabilitación: Los ejercicios de rehabilitación pueden ayudar a fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones afectadas y mejorar la movilidad. Además, la terapia con calor y frío puede brindar alivio temporal y reducir la inflamación.
  4. Cirugía: En casos graves y persistentes de tenosinovitis, se puede considerar la opción quirúrgica. La cirugía puede ser necesaria para eliminar el tejido inflamado alrededor de los tendones y restaurar la función normal.

Además de estos tratamientos, es importante adoptar medidas preventivas para evitar la recurrencia de la tenosinovitis:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *